WordPress no es para todos

para qué usar WordPress y para qué no

Hace mucho tiempo que tengo claro que los blogs no son para todos, que WordPress como paradigma de los blogs tampoco es para todos, pero hasta ahora no había compartido estas reflexiones, hasta ahora.

Actualmente, si solo tienes algo que contar, breve, sin importarte el entorno, el contexto, ni siquiera que perdure lo que escribes, tienes las redes sociales. Ese es el lugar para los mensajes momentáneos, las ideas instantáneas, la irrelevancia o los titulares.

Si lo que te gusta es compartir fotos de otros, o tus instantáneas, puedes abrirte un Tumbler, una cuenta en Instagram o perfil en Pinterest, pasarás buenos ratos compartiendo, divulgando, socializando.

¿Puedes hacer todas esas cosas con WordPress?, pues claro, pero me parecería un error.

WordPress requiere un poco más esfuerzo, cuidados y dedicación, así que no es para cualquiera.

Ahora bien, si lo que quieres es un espacio propio, que diga más sobre ti que lo que compartes en una actualización de estado, donde tu contenido, tus publicaciones, incluso tu imagen y marca perduren en el tiempo y puedan encontrarse a través de los buscadores, entonces WordPress si es para ti.

WordPress requiere una serie de decisiones que debes tomar, y que harán de tu sitio un espacio personal, que dirá mucho de ti, por tu elección de tema, por los contenidos que ofreces, por los enlaces que compartes, las fotos que subes y que siguen ahí, cada día, explicando lo que eres, te gusta, sabes.

Si, además, representas a una empresa y sus objetivos, las redes te ofrecen un modo de difusión rápido de los contenidos, pero esos contenidos deben estar en el espacio de la compañía, donde puedas garantizar su autoría, incluso la posesión de los datos, hasta legalmente.

Podrías decir “me puedo hacer un Blogspot“, pero no es lo mismo, para tu espacio necesitas libertad total y garantía completa de perdurabilidad de tu marca, personal o empresarial, y para eso ni un blogspot ni siquiera un wordpress.com o similares es suficiente, necesitas un WordPress tuyo, libre, abierto.

Yo al menos lo tengo claro; puedes tener perfiles sociales, compartir fotos en Flickr, compartir enlaces en Twitter o charlar con familia y amigos en Facebook, pero si quieres un blog personal, un portal o una web corporativa, tu elección debe ser WordPress.

AVISO: esta publicación es de hace dos años o más. Si es un código o un plugin podría no funcionar en las últimas versiones de WordPress, y si es una noticia podría estar ya obsoleta. Luego no digas que no te hemos avisado.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

PobreRegularEstá bienMuy buenoExcelente (sin valoración aún)
Cargando…

Autor: Fernando

Fernando Tellado, apasionado de WordPress, profesor, consultor y ponente. Maquero cansino, padre de tres hijos y de una perrita Beagle, Bilbaíno de nacimiento, Español de corazón y ciudadano de donde me quieran.Autor del libro WordPress - La tela de la araña. Mi blog personal es Navegando con red, donde he crecido como escritor en la red y ofrezco mis visiones acerca de la Web 2.0 y la blogosfera.

Comparte esta entrada en
468 ad

ESTA WEB UTILIZA COOKIES PARA OFRECER LA MEJOR EXPERIENCIA POSIBLE. SI SIGUES NAVEGANDO DAS TU CONSENTIMIENTO PARA LA ACEPTACIÓN DE COOKIES Y NUESTRA POLÍTICA DE PRIVACIDAD más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar